18 de octubre de 2010

Mirada


no sé por qué siempre son los ojos
en mí la imagen de lo universal
de lo pequeño
de la sabia luz de verdad
de la oscura marginalidad de ser
los ojos y el embrujo de los ojos
la noche en la mirada abierta
el día y el rojo de sol entre los párpados
ciegos los ojos a veces
clarividentes otras
los ojos en las manos
en la boca y en los dientes
ojos que muerden
y devoran
y tocan
no sé por qué la vida se extiende
y se muere también
en el círculo de mis pupilas

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Karina!! Soy Marcelo de Temperley. Te llamé a tu casa pero no tenés más ese teléfono. ¡Quiero que sigamos escribiendo el cuento de la casa de la loca de los gatos! ¿Te acordás? Por favor comunicate conmigo. marcius@hotmail.com. O llamáme 42450084 o 1551441957.