27 de septiembre de 2010

Luz


los ojos se abren a la luz
y no hay ayeres ya
que no tengan destello
y no hay mañanas sin fulgor

toda esa claridad me toca
y todos los fuegos
y nosotros
y el tiempo
y la vida
me iluminan

No hay comentarios: