27 de agosto de 2010

Rojo


el acero al rojo en la piel
el arrebato de conservación
el rojo en crecimiento
recorriéndolo todo
llenando todas las células y los nervios
y la cabeza inmersa en el tormento
la voz el pecho el grito
todos los huesos
lastimándose hasta el pelo y las uñas
hasta lo que no se soporta

y luego
delicadamente
pacífico el rojo tiñéndonos por completo
ser ese dolor también
saber que ya es parte nuestra
que así somos
y dejar de dolernos

6 comentarios:

Claudia Cortalezzi dijo...

Kari
"Rojo":
Bello. Bello y profundo.

Te mando un beso.

Anónimo dijo...

Definitivamente tu color es el rojo, rojo pasión que nos rescata hasta del dolor más hondo.

Cada vez escribís mejor Gardelita!

Sensiblemente, Fanny

Santiago Ocampos dijo...

la brevedad hace la intensidad del ritmo, mucha calidez en las imagenes, muy bueno

te invito a conocer mi blog:

www.elserafodelplata.blogspot.com

juan dijo...

hola kary, sobrecogedoras tus palabras y me incitan al volcanico mundo de las musas !!!

juan borges

Anónimo dijo...

Estimada Karina, siempre estoy entre estudios y trabajo, no tanto como quisiera en la pc, así que medio en apuro por el poema de la vida. Pero al ver este blog, he disfrutado de tus textos y me atreví a esbozar un comentario. Gracias Karina, por esa magia llena de poesía que nos deja tu poema, Rojo, y tus otros trabajos.
Todo mi respeto, saludos y muchos éxitos
Cristian Jesús Gentile

Nicolás María Espert. dijo...

He venido a leerte.
Gracias.
Né.-