28 de mayo de 2010

Rezo


que alguna vez la luz que entra en su ventana
quiera besarme mientras el día se acerca
y la sombra juegue un cara o cruz
con la moneda de la fe
y que gane
que sea yo la cruz y la cara
que gane yo

que alguna vez me espere sin aviso
que yo lo encuentre sin buscarlo
que de a poco se me va secando el mar
y no quiero que se mueran las sirenas
y que caigan
que caigan en las fauces del desvío
que caiga yo

que alguna vez no tenga que pedir
que alguna vez me pida
que de a poco se cierran los accesos
y no quiero que se me apague la luz
y que termine
que termine la noche en su ventana
que termine yo

5 comentarios:

antonio guzzo dijo...

Hemosa oración rogativa sutil, suave y profunda de ansia tranquila.
la oración se hizo poesía por ser poesia su esencia.

Jorge Ampuero dijo...

Hermoso y logrado poema que dan ganas de hacer una paráfrasis orando.

Un abrazo...

Naty's dijo...

Que lindo, me encanto y me dan ganas de rezarlo todas las noches y todos los dias...y que todos lo rezemos, para que siempre sea el amor el que gane. Beso

Mónica Angelino dijo...

Tus poemas, todos, tienen fuerza, mucha imagen, mucha poesía.

Besossssssss

Mónica Angelino dijo...

Tus poemas, todos, tienen fuerza, mucha imagen, mucha poesía.

Besossssssss