18 de mayo de 2010

Maldición Gitana


es así
sólo el fuego entenderá el dolor perpetuo
sólo el fuego alimenta su llama
se consume en su delirio
y el agua
acaso contracara del ardor
entenderá el iceberg de la noche sola
noche cruda en la cruel espera de vos

una gitana me echó su mas rabiosa maldición
ojalá que te enamores dijo
y me condenó a ser este fuego que se extingue
tan de a poco
tan despacio
entre tu tiempo y el tiempo que nos damos
entre tu soledad y la compañía de mi castigo

ojalá que te enamores dijo la gitana
y me convirtió en este sol en llaga
en esta mujer que muere muy lentamente
que tan lentamente mata
la poca techumbre que tiene la vida
tu lluvia
que no me apaga

7 comentarios:

El Éxodo dijo...

Sólo funcionan las maldiciones que puedan echarnos si las llevamos dentro. Aunque siempre, mejor que no llevarlo, será mejor tener bien dentro de las entrañas el amor, a un a riesto de terminar malditos.

Juan Carrizo dijo...

¡Brillante Karina! Un poema de aquellos,con imágenes poéticas de altura como:El iceberg de la noche sola,el sol en llagas,o la poca techumbre que tiene la vida,tu lluvia que no me apaga( una maldición gitana que llora en este poema)

María dijo...

Un poema que transporta a escenas, Karina. Y vaya maldición gitana, esa sí es una verdadera maldición... Qué alto es el precio que hay que pagar, todo un tema.

Pero, una delicia tu "Maldición Gitana"

Sebastian Barrasa (El Zaiper) dijo...

Qué buen texto.
Qué buen texto...

Che..
creo que a este le podríamos poner música...

Ing. de Poemas dijo...

¡Bonito poema! te transporta al hecho mismo del que trata: La maldición Gitana.

Anónimo dijo...

no creo en las maldiciones, pero con esta me convenciste.
KARINA, muy lindo, me parece muy "zaiperiano"
MARINA AREVALO

Daniel Uriza dijo...

Precioso. Profundo. Armónico.
Me sugiere que no solo está mujer muere, si no que vive muy intensamente.