10 de septiembre de 2008

ABRIME TODA



abrime el tobillo
con la uña maldita de tu boca
abrime la cintura para partirme en cien
acurrucarme los pedazos en tu cuello
repartirte las migajas que me quedan
abrime toda
cada puerta cada ojo cada arrecife
recortá la sed de tanto abismo
abrime los espacios irresueltos
para restaurar las manos
en el rincón pequeño de mi terreno

2 comentarios:

gabriela bruch dijo...

recortá la sed de tanto abismo...


excelente !!!!!!!!!!!!!!!!

Ogui dijo...

La espada y la tempestad. Todo dentro del erotismo de un poema dicho sin respirar. Varias veces.